LA SOCIEDAD REFLEXIVA

LA SOCIEDAD REFLEXIVA

SUJETO Y OBJETO DEL CONOCIMIENTO SOCIOLÓGICO (FECHA Y FIRMA ANTERIOR PROPIETARIO)

LAMO DE ESPINOSA, EMILIO

-10%
4,90 €
4,41 €
IVA incluido

Las valoraciones ofrecidas en Libroslowcost son el resultado de encuestas realizadas directamente por Google tras un pedido recibido.

Editorial:
CIS - CENTRO DE INVESTIGACIONES SOCIOLOGICAS
Materia
Ciencias y psicología
ISBN:
978-84-7476-142-9
Páginas:
191
Comprando en Libros Low Cost fomentas la economía circular que apuesta por el uso en lugar del consumo. Este modelo prima el beneficio social y medioambiental, interrelacionándose de manera muy estrecha con la sostenibilidad.
-10%
4,90 €
4,41 €
IVA incluido

Las valoraciones ofrecidas en Libroslowcost son el resultado de encuestas realizadas directamente por Google tras un pedido recibido.

Este libro tiene por objeto el objeto mismo de la sociología, el hecho social, y el modo adecuado de analizarlo. Pues hay muchos modos de ser y no sólo de hacer ciencia y el modo específico de la sociología debe medirse con su objeto, la propia realidad social, y no con otro modelo -el extraído de las ciencias naturales- presuntamente válido para todo tiempo y lugar. El problema es, pues, cuál sea el objeto de la sociología y a ello dedica el autor un largo capítulo que intenta construir una teoría (durkheimiana) del hecho social coactivo respetando la prioridad ontológica de la (weberiana) acción social, lo que lleva a reconducir el problema al análisis de los resultados (queridos o no) de la acción y su enlazamiento o suma, y por lo tanto a la situación, que es siempre algo más y algo menos de lo que los actores esperan. Esto permite replantear la metodología en términos de complementariedad de explicación y comprensión, pues ambas son siempre necesarias e insuficientes. La primera porque nos dice lo que nadie sabe, las situaciones tal y como son, al margen de su definición; la segunda porque sin ella los números son ciegos y literalmente no explican nada, pues en ciencia social la casualidad tiene siempre una mediación significativa: el sentido del actor. Pero de ahí justamente la peculiaridad de la ciencia social, pues los mismos modelos con que el actor capta la vida social son re-elaborados por el científico social como modelos teóricos, y viceversa. Hay así una dialéctica interminable entre ciencia "culta" y etnociencia, en una espiral sin fin, que se trata de analizar en el último capítulo. La sociología resulta ser, a la postre, el mecanismo a través del cual las sociedades modernas, cada vez más complejas y por lo tanto, opacas, reflexionan sobre sí mismas y así, sin quizá saberlo, se cambian y modifican sustancialmente.

Artículos relacionados